San Francisco| El Intendente dispone el uso obligatorio de barbijo en la ciudad

El intendente Ignacio García Aresca dispuso, mediante el decreto 064/20, la obligatoriedad del uso de barbijo, mascarilla, tapaboca, protector facial o similares, para circular por la vía pública en todo el ejido urbano de la ciudad de San Francisco. La medida comenzará a regir a partir del día 8 de abril, y se extenderá mientras perdure la medida de “aislamiento social, preventivo y obligatorio” dispuesta por el Poder Ejecutivo Nacional.

El incumplimiento a la obligación será sancionado con una multa de 3 UM (tres unidades de multa) a 10 UM (diez unidades de multa). Vale recordar que la unidad de multa está en relación con el precio de la nafta súper de la empresa YPF. Desde el municipio se aclaró que habrá un período de concienciación de una semana a partir del 8 de abril, plazo durante el cual no se aplicarán sanciones.

El Tribunal Administrativo de Falta podrá eximir de sanción cuando la infracción se cometiera por una necesidad debidamente acreditada o cuando por causa de riesgo, el infractor no pudo evitar cometer la falta.

La disposición se fundamenta en que «la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó sobra la posibilidad de personas enfermas asintomáticas (aquellas que aún con la enfermedad no presentan síntomas) representando en tal condición una potencial fuente de contagio. Además, existen experiencias en otros países que al haber implementado el uso obligatorio de barbijos o tapabocas en su población han podido reducir sustancialmente la cantidad de contagios. La contención dentro de dicho elemento importará que el mismo no se deposite en lugares de contacto con otras personas. Es sabido que el virus se mantiene presente durante horas y hasta por días dependiendo del material, y el contacto con una superficie contaminada puede derivar el contagio de una persona».

Asimismo se recomienda dejar disponibles los barbijos profesionales para que sean utilizados en el hospital y centros sanitarios de la ciudad, y el resto de la población, en caso que deba salir de su vivienda por alguno de los supuestos admitidos por la normativa de emergencia, utilice perfectamente los de “fabricación casera” que cubran la zona de nariz y boca, y así evitar la propagación del COVID-19.