San Francisco| Se ejecuta la obra de desarenador en la Cloaca Máxima

El ambicioso proyecto de construcción de una nueva Cloaca Máxima para la ciudad de San Francisco está en su etapa final. En estos momentos las principales tareas están centradas en el desarenador, que consiste en un canal de entrada a la Plata Depuradora.

Este conducto tiene 40 metros de largo y un ancho que va desde los 8 a los 16 metros. Para construirlo se están utilizando 50 m3 de hormigón de limpieza, 380 m3 de hormigón para platea y tabiques, 56 toneladas de hierro. A  ello se suman trabajos de electromecánica y herrería de acero inoxidable.

El beneficio de esta obra complementaria es brindar asistencia a la Cloaca Máxima, evitando que se rompan las bombas, que los pozos y laguna no se llenen de arena y basura, favoreciendo a que el agua llegue más limpia para su tratamiento.

Para brindar especificaciones sobre estos trabajos Cristian Carrozzo, representante de la firma TECMA SA,  especificó: “Lo que estamos haciendo ahora es el desarenador que es el canal de entrada de la Cloaca Máxima a la Planta Depuradora, es como si fuese un filtro, son rejas de diferente grosor junto a bombas que extraen la arena, tierra y sólidos que lleva el agua, transportándolo a una planta de secado, lo que permite un menor mantenimiento del pozo de bombeo y las lagunas, evitando así el arrastre del sedimento. Es una ampliación de la obra básica que es la Cloaca Máxima, el Colector Sur y Planta Depuradora”.

Carrozzo remarcó además que en estos momentos se encuentran trabajando alrededor de 25 personas en esta obra, la cual tiene un tiempo estimativo de ejecución de 3 meses, siempre que las condiciones climáticas lo permitan.

Por su parte, el secretario de Infraestructura, Néstor Gómez, manifestó: “En función de que están prácticamente terminados el colector sur y norte de la Cloaca Máxima, considerando además que todos los trabajos en la laguna de tratamiento están próximos a finalizar, ésta es la última etapa con la construcción del desarenador, lo que nos permite proyectar el comienzo de las redes de distribución de líquidos cloacales en cada uno de los barrios”.

“Este sistema de cloaca máxima era necesario que estuviera prácticamente terminado o en funcionamiento para poder ir con las obras a cada uno de los barrios que aún no cuentan con el servicio. Gracias a que esto es hoy una realidad, es que pudimos realizar el llamado a licitación para la ejecución de la obra de cloacas en los barrios Savio, Maipú, La Milka y San Cayetano, ya que de lo contrario era imposible pensar en ampliar el sistema cloacal de la ciudad de San Francisco”, agregó.