San Lorenzo| El acueducto muestra sus avances en la ciudad

El intendente sanlorencino Leonardo Raimundo y la concejala Andrea Soria visitaron el predio donde se construye la planta distribuidora y la cisterna del Acueducto San Lorenzo. Las instalaciones, emplazadas en el sector delimitado por las calles Intendente Curioni, República del Brasil y Concejal Aldo Vacis, permitirán transportar el agua y resolver el problema de la falta de presión en algunos barrios.

Cuando se complete la infraestructura, el municipio levantará una plaza pública sobre la margen norte del espacio.

Mientras tanto, ya finalizó el tendido del ducto, en el que se realizan pruebas hidráulicas. La intervención consistió en la colocación de un caño de 600 milímetros de ancho y casi 11 kilómetros de extensión desde Capitán Bermúdez, para traer el agua de río que se potabiliza en la planta de Granadero Baigorria. De este modo, se mejorará sustancialmente el servicio.

En el mismo marco, se hicieron obras complementarias como la conexión del acueducto a la red de la cooperativa de barrio Bouchard, y la construcción de un túnel en República de Chile y ruta A012, para el traslado del agua al casco céntrico.

“Hace décadas que San Lorenzo no tiene una cisterna que le dé presión a la red. Tenemos un sistema de perforación de napas y cuando sale de servicio una bomba genera baja de presión. Esta es la solución: una cisterna de 4,8 millones de litros que almacene lo que viene desde Rosario”, expuso Raimundo.

La obra, a cargo de las empresas Pecam y Brayco, se concreta a partir de un esfuerzo tripartito entre el municipio, que realizó gestiones administrativas y donó el terreno de la planta; de la provincia, responsable del proyecto técnico; y del Estado nacional, que aportó la mayor parte del financiamiento de “esta obra histórica”, finalizó.