San Luis | La obra vial que cambió la infraestructura urbana de la capital

Con sus 19 km de extensión, la avenida Circunvalación se convirtió en un ícono de la capital puntana, que ya se encuentra habilitada casi en su totalidad. La obra, que llevaron adelante trabajadores puntanos, está pronta a inaugurarse y así mejorar la transitabilidad de la zona.

Luego de dos años y medio de trabajo intenso desde cero, se puede ver la infraestructura vial más importante de los últimos años en su etapa final. Santiago, jefe de Seguridad e Higiene, explicó el cambio que generó esta obra en la capital puntana y en la vida personal de su grupo de trabajo. “Nosotros estamos muy conformes. Muchos viven cerca de la obra, por lo tanto, ellos mismos han visto su trabajo. Cuando empiezan a transitar, logran ver lo que antes ellos conocían como algo totalmente distinto”, explicó.

Como en todos los proyectos que lleva adelante el Gobierno de la Provincia, junto a Nación y el Municipio, el trabajo local fue una prioridad. Entre otras cosas, uno de los desafíos de la construcción fue permitir la circulación de manera constante, lo que implicó un gran esfuerzo para quienes trabajaron con los más de 35 mil vehículos que la transitan por día.

Santiago, que acompañó el proceso de construcción desde el principio, aseguró que la magnitud de la obra implicó una experiencia muy grande para él y sus compañeros ya que debieron trabajar incluso con tránsito fluido. “Tuvimos en cuenta la magnitud de la obra y la zona en la que estábamos trabajando, y que se trata de una Circunvalación. Esto significa que es un lugar donde el tránsito ha sido muy intenso, el tramo donde había que intervenir requería solucionar este tipo de problemática, que es el tránsito en San Luis”, agregó Bustos.

Con una obra que se desarrolló frente a la mirada de toda la ciudad, los tiempos de trabajo fueron exhaustivos para asegurar el avance constante que la llevó a ser una de las obras más grandes del país que se realizó en tiempo récord. “Mis compañeros trabajaron fines de semana, feriados, y entre otras cosas también cortando el tránsito para cuidar a sus propios compañeros”, aseguró Bustos en relación a la tarea que llevaron adelante.

La avenida Circunvalación cuenta actualmente además con 7 kilómetros de colectora que facilita el acceso hacia los barrios que rodean la zona. Además, la obra está compuesta en un 40% por infraestructura hídrica que soluciona una problemática de anegación que sufrían algunas zonas cercanas sobre todo en época estival.

“Podemos decir que este trabajo es un orgullo. Esto va a permanecer. Es una obra que siempre va a existir. En algún futuro, para los que vengan después, la van a ver tal cual está, o en algunos casos, ampliada. Entonces, es realmente un orgullo haber participado a esta obra”, aseguró Santiago.

Siendo una de las infraestructuras más grandes de la ciudad, desde el puente Derivador y hasta su empalme con ruta Pescadores, la obra beneficia a miles de vecinos que residen y trabajan en las inmediaciones.