Sastre| El Municipio mejoró el plan de pago de pavimentación y bajó la tensión

El plan de pavimentación urbana en la ciudad subió la tensión en la última semana tras ser notificados los frentistas beneficiados que tenían que abonar la obra. Los vecinos que se mostraron sorprendidos por las diferentes facilidades de pago, a diferencia con lo que había ocurrido en mayo pasado donde se pavimentaron 13 cuadras sin costo alguno para los frentistas.
La presión de los propietarios se hizo sentir el miércoles en los pasillos del palacio municipal. Parte del Gabinete municipal y frentistas mantuvieron una acalorada discusión que se extendió hasta casi el mediodía y que obligó a la Intendencia a modificar el plan de pagos.
Tras ajustar los números, el Municipio confirmó este jueves la propuesta que propone una mejora en la financiación. La intendente María del Carmen Brunazzo y el secretario de Hacienda, Eduardo Botto anunciaron el nuevo plan de pago en el programa «Viva la Mañana», que se emite por RadioGuía FM 104.9, que incluye un plazo de siete años, una baja de la tasa de interés y un descuento por el pago contado.
El encargado de las arcas Municipales recordó que el costo de la pavimentación de las 15 cuadras asciende a $ 13.674.492,96 tal como lo establece el contrato con la compañía Laromet, que ganó la licitación pública entre las dos empresas que se presentaron.
«Se fijó una tasa de interés del 1 por ciento y además, se introdujo algunas modificaciones para beneficiar al frentista que quiere abonar de contado ofreciendo un descuento del 20%. Asimismo, mantuvimos lo que establecía la Ordenanza en la cual aceptamos 3 cuotas para el pago de contado. Y luego de la cuarta cuota hasta la 36, lo vamos hacer sin intereses», detalló y remarcó que «a partir de la 37 a 84 cuota se pagará con el 1% de interés y pasará a ser una cuota fija».
Por otra parte, Botto indicó que la Municipalidad se adhirió al programa para financiar la pavimentación de calles urbanas en municipios y comunas que había anunciado el Gobierno de Lifschitz. La iniciativa surgió como una alternativa propuesta por el Gobierno provincial ante la deuda histórica en materia de Coparticipación que mantiene el Estado Nacional con Santa Fe.
«El dinero que le corresponde al Municipio, son fondos de la Municipalidad en concepto de coparticipación que debía Nación a Provincia y la Provincia al Municipio. El PROMUDI -Programa Municipal de Inversión- nos hablita a que nosotros podamos cobrar estas cuadras de pavimento», explicó y anunció: «la intención del Ejecutivo es crear una cuenta bancaria para destinar los aportes de los frentistas por esta obra para continuar repavimentando o hacer nuevas calles de pavimento, tal como había solicitado el Gobernador».
En ese sentido, la Jefa de Gobierno reconoció que fue desprolijo cómo se comunicó el plan de pavimentación, pidió disculpas y adujo que fue por la falta de tiempo para poder cumplir con todos los requisitos, ya que era muy poco tiempo para presentar toda la documentación ante el temor de quedarse sin los fondos.
«De las obras que hicimos con hormigón elaborado no llegamos a cobrar un 50 por ciento como para poder seguir avanzando», confió e indicó que «solo el 55 por ciento de los vecinos cumple con el pago de la tasa municipal». «A la caída del cobro de los impuestos, el último mes recibimos $ 1,5 millón menos de fondos que envía la Provincia por coparticipación», describió.
Brunazzo, no ocultó su malestar por la actitud de los concejales de la oposición que dijeron desconocer el proyecto de Ordenanza, ya que en marzo se había aprobado por unanimidad y por la necesidad de cumplir con los tiempos se solicitó una sesión especial para el pasado 28 de octubre, donde el bloque cambiemos se abstuvo», cuestionó.
«Acá también hubo una jugada política. Hay gente que aprovechó la situación y lo utilizó políticamente. Es lamentable y triste», afirmó.
Si bien todavía no se cerró el «Libro de Oposición» -se pasó para el lunes 11 debido al feriado del 8 por el día del empleado municipal- para que los vecinos firmen el convenio de pago o directamente se opongan a la obra, la empresa Laromet comenzó el martes con la pavimentación en diferentes etapas. Hasta el momento ya fueron reparadas ocho calles.
«A fines de octubre se recibió el primer anticipo por algo más de $ 2,4 millones que se transfirió directamente a la empresa. Una vez que se termina la obra se certifica y la Provincia envía el desembolso del resto. Eso asegura que la obra se termine y garantiza que el saldo que resta va a llegar. Por eso se aceleraron todos los trámites y tuvimos que mandar al Concejo de urgencia para la aprobación de la ordenanza. Teníamos muchas dudas que ante el cambio de gobierno no tengamos la posibilidad de concretar este proyecto», reveló y aclaró que «no todas las localidades fueron beneficiadas, por los tiempos», indicó.
A comienzo de abril de 2019, el ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione llegó a Sastre para la firma del convenio con el Municipio, que en principio era para pavimentar 22 cuadras con hormigón elaborado en el marco de la ley N° 13.751. En mayo se hicieron 13 cuadras con concreto asfáltico sin costo y ahora se suman otras 15 calles, pero con un valor muy costoso para los vecinos. Según estimó Brunazzo, su primer mandato concluirá con un total de más de 40 cuadras asfaltadas, entre nuevas y repavimentadas, que incluye un tramo del acceso principal.
En una extensa nota, la Intendente y el también Secretario de Gobierno, se refirieron a las 13 cuadras que se pavimentaron sin costo en mayo, las dificultades para concretar el proyecto debido a los diferentes vaivenes económicos que obligó a modificar la planificación.