Sastre| Tras la reactivación avanza la obra de la circunvalación

Luego de estar casi un año paralizada y tras el anuncio del gobierno provincial, en los primeros días de octubre se reactivó la construcción de la circunvalación de la ciudad de Sastre, para el desvío de tránsito pesado que conectará las rutas provinciales 13 y 64.

El recorte del gasto, la grave crisis económica- financiera de 2019 y la transición del cambio de gobierno de Santa Fe terminó impactando de lleno en la obra vial más importante en el departamento San Martín. La construcción del futuro corredor vial en el actual camino de cargas había comenzado en abril del año pasado y se paralizó cinco meses más tarde con un avance de alrededor del 45 por ciento.

“Arrancamos fuertemente en el enlace este de la ruta 64 que nos había quedado pendiente el año pasado y es lo que más tiempo nos lleva. Si bien se está evaluando, la traza está en muy buenas condiciones”, remarcó el ingeniero civil de la empresa Laromet, Tomás Gavotti.

En diálogo con la prensa, uno de los responsables de la obra remarcó que las condiciones del tiempo favorecieron la conservación del suelo. “Las escasas lluvias durante todo este período, nos permitió reanudar las tareas sin ningún inconveniente. No hay agua, no hay humedad y las máquinas andan todo el día sin ningún tipo de problemas. Tampoco tenemos que estar preocupado si se te entierra algún equipo”, consideró.

Para esta primera etapa, las tareas continuarán en el enlace de la ruta 13 y Av. De los Inmigrantes. “Los enlaces son lo más engorroso y es lo que nos lleva más tiempo porque donde antes por ahí pasaba el agua, había canales y cunetas ahora va a pasar la traza. Por eso es necesario hacer una buena base para que no sufra consecuencias en el futuro”, afirmó y adelantó que está previsto la apertura de alcantarilla en el camino perpendicular a la 64.
En ese contexto, Gavotti solicitó a quienes deban circular por ese sector, tener precaución y disminuir la velocidad, ya que en el lugar hay máquinas y personal trabajando. Asimismo, informó que la calzada estará reducida a una sola mano durante aproximadamente dos meses.

La segunda etapa será para el próximo año, que incluye la pavimentación de los casi cuatro kilómetros de la circunvalar que se convertirá en ruta provincial. Se utilizará una carpeta de concreto asfáltico en caliente, estructura que estará asentada sobre un terraplén con compactación especial, y formará un ancho de calzada de 7,30 metros.

Actualmente, una decena de operarios reiniciaron los trabajos y se espera el arribo de personal capacitado para la finalización de las alcantarillas que sumará a un grupo de contratados que se sumarán a la obra. “En el transcurso de los próximos días vamos a alcanzar una cifra de 25 personas, una cifra similar a la que éramos en septiembre del año pasado”, puntualizó.

Asimismo, uno de los jefes de la obra enfatizó: “tenemos un estricto protocolo sanitario para evitar contagios de coronavirus. La realidad es que somos pocos y prácticamente estamos todo el día juntos. Si llega a aparecer un caso positivo, vamos a tener que aislarnos 14 días, parar todas las actividades con las consecuencias que eso trae”, añadió.

Consultado por los plazos, el ingeniero civil afirmó que la planificación en condiciones favorables son seis meses, siempre y cuando acompañen las condiciones del tiempo y no aparezcan casos de Covid-19. “Tenemos las fiestas de fin de año en el medio y durante algunos días no se va a trabajar, por lo que serán entre siete y ocho meses para concluir la obra. En ese tiempo estaría lista para cortar las cintas”, estimó.

Por último, Gavotti lamentó el robo durante el pasado fin de semana largo de entre 6 y 8 tachos de doscientos litros naranjas que se utilizan para señalizar el corte de la ruta 64. “Esta es una obra para la gente todos, cuando terminemos nosotros nos vamos, esto que da para toda esta obra”, concluyó.