Se llena de menonitas mexicanos que compraron más de 8.000 hectáreas

Además de venezolanos, San Luis se está poblando de menonitas que escapan de los narcos. Ahora un grupo de inversionistas mexicanos compró un campo de más de 8.000 hectáreas al sur de San Luis, donde se establecerán 180 familias de la comunidad menonita de México más algunos de Canadá para desarrollar trabajo agrícola, ganadero, lácteo e industrial.

El actual gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, recibió a un grupo de dirigentes menonitas. La comitiva fue encabezada por Guillermo Fehr Loewen, de la ciudad de Chihuahua, México.

“Estamos adquiriendo un establecimiento productivo en el sur de San Luis. En México hay mucha inseguridad y no hay terrenos. Esta provincia nos ofrece paz social y seguridad jurídica para invertir”, comparó y destacó el inversionista mexicano, Guillermo Fehr Loewen, tras una primera reunión con el ministro de Producción provincial, Sergio Freixes y el intendente de Arizona, la localidad donde están las tierras, Ariel Figueroa.

Fehr Loewen, que viene desde la ciudad de Chihuahua, uno de los epicentros del narcotráfico mexicano donde opera el Cártel de Juárez, afirmó que las tierras que se adquirieron en la localidad de Arizona, distante a 296 kilómetros de la capital provincial, tienen una extensión de 8.038 hectáreas y allí realizarán tareas de agricultura, ganadería, industria láctea, metalúrgica y hasta carpintería.

Se trata de un total de 180 familias menonitas que se establecerán desde enero de 2020 y se suman a las 45 ya asentadas en el establecimiento “El Tupa”, ubicado también en el sur provincial, a 20 kilómetros de Nueva Galia, donde ya son reconocidos por su trabajo en la cría bovina, la lechería y la fabricación de quesos, entre otras actividades.

Las primeras familias menonitas que llegaron a la provincia en 2014 también proceden de Chihuahua, se agrupan en la Colonia “Santa Rita” y llevan adelante proyectos productivos con tradiciones ancestrales que se remontan al siglo XVI pero que ahora se adaptan a las nuevas tecnologías.

Como ejemplo de estos avances, en la campaña agrícola de 2015 aprovecharon 700 hectáreas limpias e implantaron maíz con siembra directa sobre un viejo pajonal que quemaron previamente con herbicida, equipados con camionetas y maquinaria agrícola moderna.

El proyecto más fuerte, según adelantaron, dentro del desarrollo es producir leche y lácteos con una quesería para elaborar productos para consumo propio y venderlos a todo de país como parte de la marca San Luis Turismo.