Segunda provincia del país en calidad de vida

La Pampa es una de las provincias argentinas con mayor calidad de vida. Así lo afirmó un estudio del Conicet, que llevó más de 20 años, y que fue publicado este lunes. El informe intenta definir, mediante una escala numérica que va del cero al diez, cuán bien viven las personas según su lugar de residencia.

De acuerdo a las últimas mediciones del Indice de Calidad de Vida (ICV), datos que se desprenden del estudio del Conicet encabezado por el investigador Guillermo Velásquez, la situación más favorable dentro del territorio nacional se da en la Patagonia, con un promedio 7,03 sobre 10. Le siguen la región pampeana (6,93), puesto donde está incluida La Pampa, la cuyana (6,91), la región metropolitana de Buenos Aires (6,77), el NOA (6,33) y en último lugar, el NEA (6,01).

Según explicó Velázquez, «para definir qué tan bien vive la gente que reside en un área determinada tomamos dos grandes grupos de indicadores: los socioeconómicos y los ambientales. En relación a los primeros tenemos en cuenta datos vinculados con dimensiones como la educación, la salud o la vivienda».

Mientras que en los denominados «ambientales», se atienden por un lado los «clásicos problemas que pueden tener impacto negativo sobre el bienestar de los residentes», como inundabilidad, sismicidad, asentamientos precarios o contaminación, y por otro los que se llaman «recursos recreativos», detalló el investigador.

Estos últimos «pueden ser ‘de base natural’, como las playas, relieves, balnearios o espacios verdes, o ‘socialmente construidos’, es decir, teatros, centros deportivos u otras actividades de esparcimiento como algo que favorece una mejor calidad de vida», precisó.