Tucumán Turismo y Tafí Viejo se unen por El Cadillal

Es bajo el lema “Verano Limpio”, que la campaña #YoMeSumo impulsada por el Ente Tucumán Turismo desarrollará acciones de concientización ambiental y limpieza en El Cadillal durante toda la temporada de verano. Por su parte, el municipio de Tafí Viejo pondrá a disposición la Planta de Clasificación, Tratamiento y Valoración de Residuos Secos para retirar los residuos que se logren reunir durante los fines de semana y trasladarlos para su posterior tratamiento y reciclaje.

El plan se concretó en el Centro de Interpretación Ambiental y Tecnológica (CIAT) de Tafí Viejo a través de la firma de un convenio entre el titular del Ente Tucumán Turismo,Sebastian Giobellina, y el intendente Javier Noguera. De la firma también formó parte el director de Medio Ambiente del municipio, José Russo.

Giobellina celebró este acuerdo y destacó la gestión y compromiso del intendente Noguera para la campaña #YoMeSumo, que propone a través de acciones directas impulsar una fuerte conciencia medioambiental a los veraneantes y turistas de  los principales centros turísticos de la provincia. “Esta mirada que tiene el intendente nos ayuda fuertemente en lo que refiere a la próxima temporada de verano. A partir de este convenio, todos los residuos secos que recolectemos de la costa de El Cadillal y de otros destinos turísticos a través de la campaña #YoMeSumo, serán levantados y tratados por la Planta”, explicó el funcionario.

Por su parte, Noguera expresó que es un honor ayudar en la limpieza de las zonas turísticas de la provincia y especialmente de El Cadillal, que depende del departamento de Tafí Viejo. “Es un aporte a un camino que venimos transitando con la mirada puesta en el cuidado del medio ambiente y en la higiene urbana de los sitios turísticos. Nuestra aspiración es que el lugar esté cuidado y por esto es que venimos trabajando con la gente de El Cadillal”, manifestó el jefe municipal.

En tanto, sobre el Centro de Interpretación Ambiental y Tecnológica, el intendente destacó que viven de esta actividad unas 27 familias de manera directa, “produciendo alternativas al recupero de los residuos de la planta. Esta es la posibilidad de dar trabajo y a la vez ayudar al medio ambiente”. Asimismo, Noguera subrayó que la planta no sólo se opera para el tratamiento de residuos, “sino que también tiene un aula verde donde aspiramos a que nuestros visitantes y los alumnos de las escuelas se capaciten sobre estos procesos”.

Por último, Noguera explicó que desde que la planta está en funcionamiento, lleva comercializadas más de 200 toneladas de residuos secos. “Queremos que esto se profundice y que el volumen de la planta sea cada vez mayor. Esta integración con el Ente de Turismo va en esta misma dirección”.