Vialidad Nacional repavimentará la autopista a Córdoba en el tramo entre Rosario y Roldán

La dirección de Vialidad Nacional repavimentará la autopista Rosario-Córdoba desde el tramo comprendido entre Circunvalación y la ruta nacional A012. Se trata de una obra que reclamada por muchos automovilistas y vecinos de Rosario y Funes desde hace años ante el avanzado estado de deterioro del asfalto.

La novedad fue confirmada este miércoles a La Capital por el intendente de Funes, Rolvider Santacroce, quien se había encargado de realizar el reclamo al organismo nacional ni bien comenzó su gestión al frente del municipio funense y luego volvió a exigirlo en marzo pasado, previo a la pandemia de coronavirus.

«Vialidad Nacional va repavimentar la autopista desde Circunvalación hasta la A012, ya está confirmado y las obras comenzarán en breve», confirmó Santacroce a este diario sobre las obras de repavimentación en ambas calzadas de la traza que une Rosario con Roldán.

«Esto es sumamente importante por la conectividad que tenemos con Rosario y por el estado deplorable en el que se encuentra la calzada», destacó Santacroce, para apuntar que las obras serán fundamentales porque por allí «sale el 80 por ciento del cereal del país». A su vez, recordó que el pedido por la repavimientación lo realizó «apenas» comenzó su gestión al frente del municipio funense y luego reactivó las conversaciones en marzo.

La confirmación de la repavimentación de la autopista en ese tramo es, sin dudas, una gran noticia para la región ya que en los últimos dos años habían aumentado las denuncias de usuarios por el mal estado de la traza. En febrero de 2019, el defensor del Pueblo de la provincia, Raúl Lamberto, había reiterado el pedido a la Administradora General de Vialidad Nacional y las autoridades del Corredor Panamericano II SA para que tomen acciones.

Las obras serán llevadas a cabo por la empresa estatal Corredores Viales conducida por Gonzalo Atanasof, en el marco de una plan de revitalización de los corredores de jurisdicción nacional, entre los que se incluye la avenida de Cirvuncalación y el tramo de la autopista comprendido entre Rosario y el límite con Roldán.

El traspaso de las autopistas Rosario-Buenos Aires y Rosario-Córdoba a la firma estatal se dio en el marco de la rescisión del gobierno nacional de las concesiones otorgadas bajo el sistema de PPP (participación público-privada), que tenían a su cargo los corredores denominados E y F.

En la actualidad se está analizando en qué estado se encuentran los 800 kilómetros de calzada, de hormigón en un 75 por ciento y el resto de asfalto flexible. Por lo pronto, Vialidad Nacional sigue realizando tareas de reparación en los tramos muy deteriorados a la salida de la autopista a Córdoba, en la zona de Carcarañá.