Victoria| Se realizan gestiones para habilitar la pesca comercial

La Cámara interviniente en primera instancia, rechazó la intervención de los frigoríficos que apelaron la decisión, y también la intervención del intendente por no ser parte en el juicio. La demanda fue interpuesta contra el Superior Gobierno de la Provincia de Entre Ríos.

El Intendente Maiocco, con el apoyo y asesoramiento del Senador Bagnat, asumió e invocó la representación de los intereses de los pescadores de Victoria, en su calidad de jefe político y administrativo del municipio, lo que lo faculta a intentar este tipo de defensa. Es decir que no se interpusieron acciones judiciales ni apelaciones, la presentación fue una acción no prevista procesalmente, que el intendente solo realizó a los efectos de exponer el problema ante la Cámara que ya había fallado.

Por esta razón rechazó la iniciativa de la Municipalidad de Victoria, a partir del pedido de pescadores deportivos y ambientalistas para intervenir en ese amparo afirmando que la Municipalidad no es parte interviniente y que la sentencia ya se encuentra firme, por lo que, indica, no puede modificarse procesalmente.

Desde la Municipalidad se indicó que se va a seguir gestionando ante el ministerio de Producción de la provincia para que se modifique la estructura de la veda dispuesta a partir del fallo.

Recordemos que a partir de conocido el fallo que involucra a la Federación Entrerriana de Clubes de Pesca y Lanzamiento contra el Superior Gobierno de la provincia con la acción de amparo ambiental (Expediente Nº 12028), la Municipalidad, que no había sido notificada por el Juzgado a pesar de tener parte activa en la regulación de la actividad pesquera y encontrarse en su ejido la zona en que se desarrolla la actividad, realizó una presentación que no prevé el proceso judicial de amparo, destinada a visibilizar la situación de los pescadores de Victoria y tendiente a que se revea la decisión al tiempo que envió una nota al ministerio de Producción de la provincia en el mismo sentido, ya que la decisión judicial afecta directa o indirectamente la fuente laboral de más de mil quinientas familias de nuestra ciudad, algo que no se tuvo en cuenta a la hora de establecer un fallo a pedido de personas que se sienten afectadas en su actividad recreativa.