Villa Constitución| El Ejército ya trabaja en el basural para trasladar los residuos

Efectivos del Ejército Argentino desembarcaron en Villa Constitución con la maquinaria necesaria para arrancar con los trabajos de remoción de residuos en el basural a cielo abierto. El objetivo es sanear el lugar, compactar los desperdicios existentes y trasladarlos a un relleno sanitario que se construirá bajo normas específicas de bioseguridad.

Esta acción viene a resolver un problema histórico en Villa Constitución: el de la disposición final de la basura, que era administrada en forma privada y se había convertido en un dolor de cabeza para los vecinos y las autoridades. El nuevo relleno tendrá la correspondiente impermeabilización, canales de venteo y de conducto de líquidos lixiviados.

Los trabajos son posibles merced a un convenio firmado entre el municipio y el Ejército para sanear el basural a cielo abierto de la ciudad. La iniciativa había sido aprobada ya por ordenanza del Concejo Municipal, y va de la mano de un proyecto que establece que la administración local se hará cargo del predio donde tiene lugar la disposición final de los residuos sólidos urbanos, luego de las históricas críticas sobre su manejo tercerizado.

El nuevo predio donde se levantará el relleno será alquilado, ya que sigue siendo propiedad privada, pero será el municipio el encargado de su manejo.

El anuncio se había hecho el en 23 de junio a través de una video conferencia con el ministro de Defensa de la Nación, Agustín Rossi, donde se delinearon los objetivos y la manera en que se desarrollarían las actividades. El sábado pasado, La Capital publicó la firma con las autoridades del Ejército, y el lunes los efectivos ya estaban apostados en el predio.

“Justamente el lunes tuvimos una reunión técnica específica y ayer comenzaron a trabajar, en principio fueron 11 efectivos, estimamos que en general van a estar en el lugar entre ocho y 14 realizando las tareas”, dijo a La Capital Paola Bagnera, secretaria de Ordenamiento Territorial del municipio. “De hecho, se duplicó la maquinaria para acelerar el proceso en esta primera instancia, que es hacer un corrimiento de la basura hacia la parte más baja del vertedero, que está en un espacio escalonado. El objetivo es el cierre de ese predio y la apertura de una cava en un terreno lindero, con impermeabilización y cañería para lixiviado y venteo. Decimos saneamiento y no remediación, que era responsabilidad del dueño del predio. Ante incumplimiento del titular de desarrollar las tareas ambientales, el municipio lleva adelante esta iniciativa por el bien de toda la comunidad. Esto significa volver a foja cero”, abundó la funcionaria.

La basura irá a parar a la nueva cava, previa compactación en tierra y estudio del suelo. Ahora se está en proceso de acomodamiento y nivelación de los desechos.

Para esto, se destinaron dos topadoras, dos camiones y dos retroexcavadores, una de las cuales trabaja a una escala mayor. “Es muy satisfactorio verlos trabajar, vienen haciéndolo en distintos lugares, y es habitual que desarrollen tareas en este tipo de sector. Recientemente hicieron una intervención en un basural mucho más grande, en la ciudad de Junín. Para nosotros no sólo es una alegría, sino un involucramiento fuerte del Estado nacional en resolver una problemática local. Y en ese marco, todas las tareas de optimización de la cava lindera son apoyadas por el Ministerio de Ambiente de la provincia”, afirmó Bagnera.

El costo de los trabajos será asumido por la Municipalidad. Los desarrolla el Ejército por fuera de lo que son las tareas humanitarias que se le asignan. “En este caso es una tarea profesional. La desarrolla la fuerza armada por una capacidad logística y operacional”, dijo la secretaria. El costo inicial es de unos 3 millones de pesos, que con costos adicionales podría trepar a cerca de 4 millones. “Es un esfuerzo muy grande del municipio, que se hace con apoyo y consentimiento del Concejo” enfatizó Bagnera. Y remató: “Se proyecta seguir trabajando con las tres cooperativas de reciclado, La Cokera, Villa Recicla y Reciclar con Dignidad, para sostener la actividad, y a la vez se incentivará la separación en origen de los vecinos, así como se dispondrán promotoras ambientales para trabajar en términos de concientización y cambio de pautas culturales con relación a los residuos que generamos como ciudadanas y ciudadanos”.