Villa de la Quebrada| El Gobierno provincial acordó obras hídricas

Con fondos que superan los $33 millones provenientes del Estado nacional dentro del Plan “Argentina Hace” y bajo el seguimiento de ENOHSA (Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento), el nuevo proyecto consiste en mejorar las condiciones actuales de captación, conducción y potabilización, por medio de la puesta en valor del azud existente ubicado sobre el río Villa de la Quebrada con un beneficio que alcanzará directamente tanto a los habitantes como a los visitantes de la capital de la fe.

Minutos después en las oficinas del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura, se llevó adelante la reunión virtual donde se rubricó el acuerdo. La Nación estuvo representada por las autoridades del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA), Enrique Cresto y Max Klaric, director y secretario respectivamente del organismo y por San Luis; Fernando Yanzón, jefe del Programa de Infraestructura Hídrica; Andrés Castro, jefe del Subprograma Agua y Saneamiento, y Rosa Calderón, intendenta de Villa de la Quebrada, el lugar donde se realizarán las obras.

El convenio específico de la obra lleva el nombre de “Aprovechamiento Hídrico Sierras Central – Villa de la Quebrada – departamento Belgrano – San Luis” y se enmarca dentro del plan nacional “Argentina Hace”, cuyo objetivo es promover la reactivación de las economías locales, del sector de la construcción, generación de mano de obra intensiva y la consolidación local y regional, mediante la realización de obras de infraestructura social básica de ejecución en todo el territorio nacional en el marco de la obra pública.

“El nuevo proyecto consiste en mejorar las condiciones actuales de captación, conducción y potabilización, por medio de la puesta en valor del azud existente ubicado sobre el río Villa de la Quebrada, se ejecutará la nueva conducción con cañería PEAD clase 6 Ø250mm, dividida en dos tramos, cuya longitud final es igual a 478 metros lineales. Además se pondrán en valor el desarenador y las cisternas existentes de capacidad igual a 400m3 y 500m3. Asimismo, se instalará una planta potabilizadora modular compacta para finalizar el tratamiento de agua cruda. A la salida de la cisterna, de capacidad igual a 500m3, se instalará una cañería PEAD clase 6 Ø160mm por una longitud de 390 metro lineales, la cual se conectará a la red de distribución de agua potable existente”, explicó Fernando Yanzón, a cargo del Programa de Infraestructura Hídrica, quien manifestó que la duración de la obra está estipulada en 180 días, una vez adjudicada.

“La obra beneficiará directamente a los habitantes de la localidad de Villa de la Quebrada como así también a los habitantes transitorios, es decir un total de 1.270 personas, que proyectadas a futuro, según la vida útil de la obra, la misma beneficiará aproximadamente a 2.000 personas. Cabe aclarar que se tuvo en cuenta, en la ejecución del proyecto, la gran convocatoria de personas para la fiesta del Santo de la Quebrada, aumentando la capacidad de conducción de la cañería a colocar”, estimó el funcionario..

Esta obra se suma, a la ya financiada bajo el plan Plan “Argentina Hace I”: ampliación de la red de desagües cloacales en Av. España, ciudad de San Luis, por un monto aproximado de $27 millones, la cual se encuentra en proceso de adjudicación. Además desde entes nacionales se encuentra en etapa de firma de convenio específico las obras “Nuevo acueducto La Florida”, “Colector Industrial y Planta de tratamiento – Villa Mercedes – San Luis” y “Planta de tratamiento Vientos del Portezuelo – ciudad de San Luis” por una suma superior a $2.800 millones.

Por su parte, la intendenta de Villa de la Quebrada dijo: “Es un día histórico para Villa de la Quebrada, donde habrá un antes y un después con la firma de este convenio del Plan ‘Argentina Hace’. Es una obra tan esperada y anhelada de más de 70 años donde hemos tenido un sistema totalmente obsoleto”.

En efecto, actualmente la localidad de Villa de la Quebrada se abastece de agua cruda para su posterior potabilización de una obra que data de 1952, la cual consiste en un azud, un desarenador, dos cisternas y canalización a cielo abierto, que se encuentra en un estado precario, provocando pérdidas a lo largo de todo el tramo, siendo la conducción insuficiente para proveer de agua a la localidad.

Finalmente, “Rosita” Calderón calificó a la obra como “un acto de justicia social. Me enaltece pertenecer a este proyecto de Gobierno provincial tan exitoso. Nuestro gobernador supo escuchar esta necesidad básica de los pobladores de la localidad donde nuestra falencia principal es el agua. Así que, gracias a Dios, hoy se ha firmado este proyecto tan ambicioso para nosotros, para nuestra localidad en épocas tan difíciles como la que estamos viviendo en pandemia y poder dar estas nuevas noticias, la verdad que nos llenan de alegría”, concluyó.