Zenón Pereyra| Compleja problemática para la nueva administración

La presidente comunal de Zenón Pereyra, Verónica Gallo, reveló una compleja problemática que deberá hacer frente su administración y que viene de larga data: un juicio que comenzó en la época de la dictadura militar (1976), que tuvo resolución 45 años después y que recae sobre la coparticipación actual de la Comuna en un porcentaje del 20 por ciento. Esto significa uno 200 mil pesos mensuales.

Un trámite que lleva a cabo el Juzgado de la Séptima Nominación de la ciudad de Santa Fe es el origen de todo. Se trata de un juicio iniciado por un supuesto incumplimiento de la Comuna en una obra pública, y apropiación de máquinas de la empresa, en el año 1976 cuando existía un gobierno de facto, y las comunas tenían una relación jurídica diferente con otras instancias del Estado, como la Provincia, razón por la cual, se citó en el juicio a la provincia de Santa Fe, quien compareció y es parte, a los fines de una posible repetición, al momento de salir la sentencia definitiva.

Sucede que en aquella época la Comuna había contratado a una empresa privada para la realización de pavimento sobre la ruta de acceso a la localidad. El incumplimiento de la firma hizo que la Comuna embargue la maquinaria y la obra se paralice, comenzando de esa forma un juicio que se fue prolongando, con cambio de abogados, apelaciones, apremios etc., hasta nuestros días.

Al respecto, Gallo expresa: «Esto es algo que nuestra comunidad debe saber. Días pasados nos llegó un embargo de coparticipación del 20 por ciento, donde estamos hablando con los abogados porque es algo que perjudica no solo la gestión, sino a la sociedad. Se trata de un juicio histórico que viene afrontando lo Comuna y durante nuestra gestión llegó la resolución».

«Lo que estamos haciendo es negociar para que sea lo mejor para las dos partes. El juicio empezó en 1976, hubo incidentes por la gran cantidad de abogados que interfirieron y con el tiempo fueron elevando los juicios. Este embargo sale en contra de la Comuna. Nosotros asumimos el 10 de diciembre y tres días más tarde nos llegó la notificación de la resolución, donde nos embargaban el 20 por ciento de la coparticipación. Esto representa unos 200 mil pesos mensuales aproximadamente», explicó.

Y agregó: «En esta instancia ya no hay más posibilidad de apelación; y si la hubiera, tampoco la utilizaríamos porque consideramos que sería seguir pateando un problema, con intereses y honorarios que tarde o temprano alguien los va a tener que afrontar, prefiero enfrentarlo y no seguir damnificando los intereses de la comunidad».

«En la semana logré comunicarme con la abogada de la parte demandante y lo que traté es de explicarle los servicios que prestamos a la comunidad; más allá de los servicios públicos como ser recolección de basura, alumbrado, corte de pasto, barrido; brindamos apoyo a las Instituciones locales, tenemos un equipo socioe­ducativo, guardias médicas los fines de semana, espacios culturales, entre otros muchos más acompañamientos. Y fundamentalmente, de hacer un trabajo social donde le damos trabajo a la gente; sustentamos movilidad de la gente con la tráfic a los centros de salud, etc.», señaló la jefa comunal.

«Este mes en dinero nos descontaron 200 mil pesos lo que significa 7 sueldos, tener que hacer recortes en la parte social, personal, servicios, etc. La deuda aproximada es de 5 millones aproximadamente, lo que representa muchos años de pagar».

«Queremos llegar a un acuerdo con la abogada que signifique un 10 por ciento lo que representaría un respiro para nosotros y para ellos la voluntad de que vamos a pagar», indicó Gallo.

«Nuestros vecinos no están al tanto de esta situación. Quiero aclarar que este no es el juicio madre. Espero que cuando salga la resolución de ese juicio madre sea a favor de la Comuna porque sino vamos a estar en serios problemas. «Esta situación nosotros ya la comunicamos al Gobierno Provincial, pero a nivel Nación no tenemos ningún contacto. Es muy difícil cuando somos comunidades tan pequeñas. Nosotros queremos y tenemos la voluntad de resolver este problema que heredamos, pero no queremos que nos afecte nuestro normal funcionamiento como comuna», explicó.

«También informar que desde hace dos años se está pagando otro convenio de otro incidente que significan 15 mil pesos mensuales» ,finalizó.